Cómo usar correctamente el casco para pasear en bicicleta de manera segura

cascos-para-bicicleta

Practicar el ciclismo es una sana actividad que ejercita el cuerpo, despeja la mente y hasta puede cuidar de su economía. Pero todo buen ciclista debe ser consciente de algo muy importante: Es también un participante más del tránsito en las calles y autopistas. Un punto muy importante, pues al igual que los conductores de automóviles, motocicletas y los peatones, tiene la responsabilidad de conducir asumiendo todas las medidas de seguridad necesarias, dentro de las cuales, la más importante es sin duda el uso obligatorio de un casco para bicicleta aprobado por las autoridades de su localidad.

Los cascos para bicicleta son los principales implementos de seguridad y, frente a un accidente, pueden marcar la diferencia entre una simple lesión o la muerte. No hay que entrar en detalles para darse cuenta de las razones, puesto que estos cascos protegen una de las zonas más vulnerables del cuerpo humano, la cabeza. Según lo señalado por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA por sus siglas en inglés) Para practicar el ciclismo de forma segura, se debe utilizar un casco para bicicleta certificado el cual debe cumplir con las normas de seguridad de la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor en los EE.UU. (U.S. Consumer Product Safety Commission o CPSC, por sus siglas en inglés)

Siga las siguientes recomendaciones brindadas por la NHTSA para asegurarse de que usted está utilizando el casco de manera correcta, de esta manera usted podrá disfrutar de sus paseos con tranquilidad y seguridad. Preste mucha atención:

  • El tamaño debe ser el adecuado. No existe una talla única de cascos, por eso es indispensable que elijas uno que se adecúe de manera correcta a la circunferencia de tu cabeza. Antes de comprar uno, pruébalo con paciencia y asegúrate de que este se mantenga debidamente ajustado. No debe deslizarse de lado a lado.
  • La posición del casco debe ser la correcta. Este debe estar nivelado a la cabeza del ciclista, debe cubrir la parte de la frente. Se recomienda realizar una sencilla prueba para asegurarse de que el casco se encuentra en la posición correcta: Ponga dos dedos por encima de sus cejas, el casco debe tocar sus dedos si es que este se encuentra debidamente nivelado.
  • Ajuste las hebillas. Calibre las correas del casco para que las hebillas se puedan ajustar debajo de la barbilla. Las correas laterales deben formar una “V” debajo y enfrente de cada oreja. Abroche la correa de la barbilla hasta que el casco le quede debidamente ajustado, de modo tal que no pueda colocar más de uno o dos dedos entre la correa y su barbilla.
  • Verificar. Antes de empezar a conducir, verifique que su casco se encuentre debidamente ajustado a su cabeza. Compruébelo abriendo la boca, simulando dar un gran bostezo, debe sentir inmediatamente la presión del casco sobre su cabeza. El casco debe mantenerse fijo y estable, no debe moverse hacia atrás a más de dos dedos sobre su ceja, así como tampoco debe moverse hacia delante de manera que cubra su vista.

¿Está listo para disfrutar de un vigorizante paseo en bicicleta? Siga estos consejos y para mayor información de seguridad comuníquese con las dependencias oficiales de su comunidad. No dude en compartirnos sus dudas, opiniones y experiencias en la sección de comentarios a continuación.