10 factores que hacen más caro tu seguro de auto

mano_con_auto_rojo_de_jueguete_escalando_pilas_de_monedas

Cada vez que pagas la mensualidad de tu seguro de auto o buscas uno nuevo, es posible que te preguntes: ¿Por qué está tan caro mi seguro de auto? o ¿Por qué sigue subiendo el precio de mi póliza? Los aumentos en tu prima pueden ser frustrantes, especialmente cuando estás buscando seguro de auto barato.

Sin embargo, muchas personas no saben que existen factores que pueden aumentar el costo de sus primas de seguro de auto. El historial de manejo y otras circunstancias fuera de tu control pueden elevar el precio de tu prima considerablemente, aquí te dejamos los más importantes.

1. Tu edad

El seguro de auto para un conductor joven es generalmente más caro que uno normal. Este aumento de precio aplica para aquellos adolescentes que apenas empiezan a manejar, más que nada porque las compañías de seguros consideran su falta de experiencia y madurez los hace más propensos a resultar involucrados en un accidente, pues los conductores adolescentes representan 11% del costo total de los daños físicos causados por accidentes automovilísticos, según el Center for Disease Control and Prevention. Además, los conductores de entre 16 y 19 años tienen tres veces más probabilidades de sufrir accidentes letales que alguien con más de 20 años de edad.

Desafortunadamente, a menos que las estadísticas cambien, no hay mucho que puedas hacer para disminuir el costo de la póliza hasta que el conductor cumpla 25 años. Sin embargo, algunas compañías ofrecen pequeños descuentos si el conductor joven está incluido en la póliza de sus padres, especialmente si tienen mucho tiempo con la cobertura.

2. Tu lugar de estacionamiento permanente

La ubicación de tu vehículo puede afectar el costo de tu póliza. Lugares con clima extremo, la tasa local de criminalidad y el número de reclamos hechos cerca del área en donde estacionas tu auto de manera permanente son factores que las compañías de seguros toman en cuenta para calcular el costo de tu prima.  Si te mudas a una ciudad muy poblada (en lugar de un área suburbana más extensa y con menos densidad de gente), lo más probable es que tus tarifas suban.

De la misma manera, si un lugar tiene un clima impredecible, el costo de tu póliza podría aumentar debido al riesgo de huracán, tormenta de nieve, tornado y otros fenómenos naturales que pueden causar daños mayores. Si te vas a mudar, habla con tu agente de seguros para saber cómo se verá afectado el costo de tu prima y puedas encontrar otras opciones más apropiadas para tu presupuesto.

3. Tu vehículo y el uso que le des

El tipo de auto que conduces y qué tan seguido lo usas puede afectar el costo de tus primas considerablemente. Entre más caro y atractivo sea tu vehículo, corre más riesgo de ser robado y los costos de reparación serán más elevados. Si tu trayecto al trabajo es muy largo, tienes más probabilidades de sufrir un accidente comparado con alguien que sólo usa su auto para los fines de semana en el campo. No importa qué tan bueno sea tu rércord de manejo, tus tarifas aumentarán entre más millas tenga tu vehículo.

Si necesitas un auto nuevo, pero no quieres que  aumenten tus primas, considera comprar un vehículo modesto y eficiente que tenga un buen rating de seguridad. Esto motivará a las compañías de seguro para ofrecerte tarifas más competitivas.

4. Tu estado civil

Puede parecer injusto, pero los números no mienten. Estadísticamente, las personas casadas tienen menos accidentes e infracciones de tránsito que las solteras. Tomando esto en cuenta, las compañías de seguros ven a las parejas casadas como clientes más seguros que las personas solteras.

5. Tu puntaje de crédito

Si tienes mal crédito, es posible que las compañías de seguros sólo te ofrezcan tarifas para coberturas de alto riesgo. Tampoco importa si tienes un buen récord de manejo, un mal historial crediticio hace que los proveedores de seguro te vean como un cliente de alto riesgo. Una vez que hayas mejorado tu puntaje, habla con un agente para ver si puedes obtener cobertura a un costo más bajo.

auto_azul_y_llaves_sobre_billetes_cien_dolares

6. Has cancelado un póliza anteriormente

Cancelar una póliza antes de tiempo y no concluir con los términos no sólo afecta la relación con tu proveedor de seguros, también la percepción que pueden tener otras compañías de ti. Sin importar la razón, cuando otras empresas de seguros ven que has cancelado alguna póliza, dudarán en ofrecerte cobertura o lo harán por un costo más elevado. Si alguna vez has cancelado una póliza, lo mejor que puedes hacer es explicarle tus razones a un agente e intentar negociar un costo más bajo.

7. No compraste tus pólizas en paquete

La mayoría de las compañías de seguro ofrecen tarifas más bajas si estás dispuesto a comprar más de uno de sus productos. Pregunta si puedes obtener un descuento si agrupas tu seguro de auto con el de casa, arrendamiento o vida, lo cual bajará el precio de todas.

8. Deducibles bajos

Entre más gastes de tu bolsa antes de que la cobertura de tu seguro se encargue de los gastos, más baja será tu prima. Contar con un deducible bajo puede ser útil porque no necesitas desembolsar tanto dinero para activar tu cobertura, pero tus pagos mensuales serán mucho más elevados. Si eres un conductor seguro o no manejas muy seguido, podrías ajustar tu deducible y reducirlo para que bajen tus primas.

9. Has tramitado reclamos con pagos elevados

Para algunas compañías, el hecho de que hayas tenido reclamos con desembolsos elevados es razón suficiente para subir tu tarifa, sin importar que hayas tenido la culpa del accidente o no. Lo mejor para evitar esto es mantener tus reclamos lo más objetivos posible y evitar “adornarlos”. También, si sufriste un accidente y no tuviste la culpa, asegúrate de que esté registrado como “sin culpa” en tu historial para evadir aumentos innecesarios en tu prima.

10. Tienes un mal récord de manejo

Los conductores con accidentes, infracciones u otras penalizaciones en su historial de manejo son considerados de alto riesgo por las compañías de seguros y aquellos conductores con un récord extremadamente malo necesitan un SR-22 para conducir legalmente.

Aunque existen compañías como Freeway que se especializan en conductores de alto riesgo (ayudándoles a encontrar tarifas bajas en seguros para SR-22), muchos proveedores aumentan el costo de sus primas basándose en si has tenido accidentes en donde hayas sido el culpable, infracciones de tránsito o un DUI. Si con el tiempo mejora tu historial de manejo, podrías convencer a las compañías aseguradoras que no cometerás los mismos errores para bajar tus tarifas. Todo es cuestión de tiempo.

Si te estás preguntando por qué tu seguro de auto es tan caro , lo más probable es que no tengas cobertura con Freeway. Podemos ayudarte a encontrar las mejores tarifas para ti, incluso si tienes un mal historial de manejo. Solicita tu cotización de seguro de auto gratis en línea, llamándonos al 800-441-5533 o visitando alguna de nuestras oficinas cerca de ti. No esperes más para empezar a ahorrar, nuestros asesores te atenderán con gusto.