Todo lo que necesitas saber sobre los asientos para niños

Cada año, miles de niños resultan heridos o fallecen a causa de un accidente automovilístico. En el 2017, por ejemplo, 116,000 niños de 12 años o menos resultaron lastimados, y 675 fallecieron. Treinta y cinco por ciento de los niños que perdieron la vida no tenían abrochado el cinturón de seguridad o no estaban en un asiento para niños, por eso es muy importante que te informes y protejas la seguridad de tus hijos.

Tipos de asientos de auto

Para seguir las leyes de automóviles y asientos para niños, primero debes entender las opciones disponibles. Hay tipos específicos de asientos para niños de acuerdo a los diferentes grupos de edad.

Si tienes un bebé, necesitas un asiento de auto especial para niños. Elige un asiento de bebé orientado hacia atrás, convertible o no. Muchos padres escogen un asiento de coche convertible porque funciona tanto para bebés como para niños pequeños. Tendrás que leer las instrucciones del asiento, pero generalmente pueden utilizarse durante unos dos años.

Los niños pequeños pueden sentarse mirando hacia el frente. Puedes conseguir un asiento de coche convertible o con arnés para que los niños miren hacia delante. Consulta los requisitos de la silla de auto para saber cuánto tiempo puede viajar tu hijo en ella. Un asiente de seguridad generalmente puede acomodar a niños de hasta 65 libras (30 kilos) aproximadamente.

Los niños en edad escolar se ajustan perfectamente a un asiento elevado. Tendrás que hacer el cambio tan pronto como tu hijo sea demasiado grande para el asiento de coche orientado hacia adelante. Cuando ya no necesite una silla de seguridad, es hora de usar el cinturón de seguridad.

¿Cuándo pueden dejar de usar asiento de seguridad los niños?

bebé en asiento para niños en auto

Los niños generalmente pueden dejar de usar un asiento de seguridad cuando cumplen entre 10 y 12 años. Sin embargo, hay muchos otros factores a considerar antes de hacer el cambio. Es importante asegurarte de que el cinturón protegerá adecuadamente a tu hijo haciendo una prueba con anticipación.

Sienta a tu hijo en el asiento trasero sin el asiento elevado. Abrocha su cinturón de seguridad y luego haz una revisión completa. Lo más importante es que se encuentre en posición recta y que el cinturón le quede cómodamente.

También hazte las siguiente preguntas:

  • ¿Las piernas de tu hijo se doblan en el borde del asiento?
  • ¿El cinturón de seguridad descansa justo debajo de su estómago y toca la parte superior de sus muslos?

También observa dónde se centra el cinturón, debe estar entre el cuello y el hombro.

Finalmente, determina si tu hijo puede mantener esa posición durante todo el viaje.

Si tu hijo pasa esta prueba, puede dejar de usar el asiento de seguridad. Si no, sigue usándolo e intenta de nuevo unos meses después.

Mantente seguro en el camino

Tomar precauciones es crítico para mantener a tus hijos seguros en la carretera. Asegúrate de usar los asientos para niños y asientos elevados adecuados, así como cambiar a los cinturones de seguridad cuando sea el momento oportuno. Es posible que no puedas evitar tener un accidente, pero reduces el riesgo de que alguien resulte gravemente herido con el equipo de seguridad adecuado.

¿Vas a regresar a la carretera? ¡No te olvides del seguro de tu auto! En Freeway, los conductores han reportado hasta $839 en ahorros*. Comienza tu cotización gratuita de seguro de auto en línea, por teléfono, ¡o visítanos hoy mismo!

boton cotiza

boton llamanos

boton ubica tu oficina

 

*Basado en un estudio del Q1 2020 de los clientes que reportaron ahorros al cambiarse a Freeway Insurance.