Siete recomendaciones para evitar el robo de su vehículo

ladrón robando un automóvil

Luego del hogar, la adquisición de un vehículo es sin duda una de las inversiones más valoradas, puesto que la inversión que les demanda al propietario y a la familia es de un costo considerable. Y, desde luego, lamentablemente donde hay valores que apreciemos habrá ladrones al acecho. Según reportes recientes del FBI, cada 44 segundos ocurre un robo de vehículo en los Estados Unidos.

¿Qué podemos hacer para evitar ser parte de la estadística de robos de vehículo? Pues existen muchas alternativas de seguros que pueden proteger sus pertenencias frente a casos de robos. Sabemos que nada puede remplazar la pérdida de un vehículo, por el gran valor sentimental que muchos solemos otorgarle a nuestros automóviles (sean chicos, grandes, nuevos o viejos) pero la obtención de un seguro le permite al menos cuidar y proteger de su economía en casos tan lamentables como lo son los robos de vehículos.

Tú vehículo es parte del patrimonio que por años has construido. Te costó comprarlo, te cuesta mantenerlo y es tu obligación el cuidar del mismo por el bien de tu familia. Las mejores acciones de defensa ante la delincuencia nacen de nuestra propia iniciativa; un poco de astucia y buenos hábitos podrían ser sus mejores armas para evitar ser parte de las estadísticas de robos. Sigue estas siete prácticas recomendaciones para que no tengas que pasar por una situación en la que se vea en peligro tu integridad y tu vida.

  • Anote la matrícula y el número de identificación del auto (VIN, por sus siglas en inglés) y llévelos siempre consigo. En caso de robo, la policía te pedirá estos datos para elaborar el reporte.
  • Nunca deje las llaves en el auto. Dejar las llaves en el interruptor o guardar una de repuesto dentro del vehículo les ofrece a los ladrones la forma más rápida y sencilla de lograr su objetivo.
  • Acostumbre subir las ventanas y cerrar las puertas con seguro cada vez que salga del auto. Nunca deje el motor encendido, aun cuando baje tan solo un instante a comprar algo o si necesita regresar a casa por algo que se le olvidó.
  • Evite estacionarse en lugares abandonados, oscuros o poco visibles. Los estacionamientos mal iluminados y sin vigilancia son el escenario ideal para el robo de vehículos.
  • No dejes artículos valiosos a la vista, como computadoras, celulares, bolsos o documentos personales (incluyendo el registro y título de propiedad del auto). Guárdelos en el maletero, o mejor aún, llévelos consigo.
  • Utilice una cochera cerrada para guardar su vehículo, especialmente si dejará de conducirlo durante algún tiempo. Esto también lo protegerá contra vandalismo y otro tipo de daños.
  • Considere instalar una alarma contra robo o dispositivo de rastreo. Además de ser una barrera de protección adicional, su compañía de seguros podría ofrecerle descuentos atractivos en su póliza por contar con este tipo de sistemas antirrobo.

Importante: No trate de enfrentar al ladrón si es que lo encuentra infraganti. Podría estar armado y evitar el robo de su vehículo le podría costar la vida. Conserve una distancia prudente, solicite ayuda, llame a la policía inmediatamente y describa al ladrón.

Aunque estos consejos le ayudarán a disminuir los riesgos, recuerda que la mejor manera de proteger tu inversión es contar con el seguro de auto adecuado. Consulta con tu agente especializado en seguros y analiza el plan más adecuado para ti frente a casos de robo.