Hispanos detrás del volante ¿Cómo nos comportamos cuando conducimos?

conductores-hispanos-con-alto-indice-de-conducción-riesgosa

Los malos hábitos de conducción se presentan en muchas personas dentro de los Estados Unidos, independientemente del origen, raza o creencia religiosa. Admitámoslo, muchas veces la educación y los buenos modales quedan de lado en las carreteras, algo que, desde luego, no debería suceder. Sin embargo, algunas investigaciones y estudios realizados a través de encuestas durante los últimos meses, delatan algunas cifras poco favorables para los conductores hispanos o de origen latino. Observemos algunas de ellas, y meditemos seriamente un poco al respecto.

Ya a finales del año pasado y a raíz de la llegada de las festividades, y los viajes y travesías en autos que estas fechas acarrean, las encuestas realizadas por serias instituciones de seguros dejaban ciertamente muy mal parados a los conductores hispanos: 2 de cada 3 conductores (67 %) de origen hispano en los Estados Unidos ha experimentado un acto de conducción agresiva por lo menos en 6 ocasiones durante los últimos 3 meses. Es decir, por lo menos 2 veces al mes dichos conductores han manifestado una actitud reprochable mientras conducían sus vehículos. Según manifestaron los entrevistados en aquella oportunidad (565 conductores hispanos residentes en los Estados Unidos, mayores de 18 años de edad) las situaciones en que se producen los actos de conducción agresiva se dan en su mayoría en: Embotellamientos, estar retrasado en la llegada de su destino, y por encontrarse calles cerradas o en construcción.

Pero ¿Qué entendemos por conducción agresiva? Según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés), conducir de manera agresiva puede incluir transitar en exceso de velocidad, cambiar de carril o adelantar de una manera inapropiada y seguir muy de cerca a otros vehículos.

Si bien el panorama para los conductores latinos a finales del año pasado no era de los mejores, los últimos meses del presente año no nos traen buenas nuevas al respecto, y eso debido a que un reciente estudio devela un alto grado de condcutores de origen hispano practicando la conducción distraida, así tenemos que de un universo de 650 conductores hispanos mayores de 18 años encuestados, un aproximado del 37 % de ellos envían mensajes de texto mientras conducen, mientras que un 54 % de ellos programan un sistema de navegación (GPS) cuando están frente al volante. La fuente encuesta señala que un cuarto de los encuestados indicaron que leyeron y respondieron correos electrónicos, actualizaron sus perfiles en redes sociales, todo ello mientras se encontraban manejando su vehículo.

La data estadística no nos favorece. Quizá esta información sea un buen pretexto para tomarnos un momento en meditar en cómo es que asumimos el privilegio de conducir un vehículo en este país, que tipo de valores y educación vial estamos compartiéndoles a nuestros hijos o familiares. En nuestras manos está la alternativa de cambio, para ello solo debemos asumir de manera más sería algunas recomendaciones de seguridad, como las brindadas por NHTSA, que establece algunas recomendaciones para los nuevos conductores, las mismas que bien podemos asumir de igual manera. Estas son:

  • Si usted conduce, apague sus teléfonos celulares: Los conductores deben centrar toda su atención en la carretera, por lo que los teléfonos móviles, incluyendo teléfonos celulares con manos libres, u otros dispositivos tecnológicos nunca deben ser utilizados mientras se está conduciendo
  • No excedan el límite de velocidad: Tan solo durante el 2012, el exceso de velocidad fue un factor determinante en el 48 % de los accidentes que fueron fatales para los conductores adolescentes.
  • Si conduce, no beba alcohol: Parece una recomendación bastante básica, teniendo en cuenta que es ilegal, sin embargo miles de personas diariamente son sancionadas por conducir bajo la influencia del alcohol u otras sustancias.
  • Siempre abrocharse el cinturón de seguridad: Es un factor determinante que asegurará que usted no salga despedido fuera de su vehículo ante un choque o colisión.

¿Usted ha tenido algún contratiempo mientras conduce últimamente? Siéntase libre de compartirnos sus opiniones en la sección de comentarios a continuación.