¡Bien de salud! 5 consejos para mantenerte en forma con una comida saludable

Muchos no lo llegamos a entender, pero el cuidado de la salud empieza por nosotros mismos. Contar con un plan médico y una buena cobertura de seguro de salud es, sin duda, muy importante; Pero ¿No es mucho mejor prevenir que lamentar? Y una buena medida de prevención es empezar a cuidar de nuestros alimentos. Si aún no has empezado a mejorar tus hábitos alimenticios ¡No te preocupes! Aquí te brindaremos algunas sencillas recomendaciones para empezar a cuidar de nuestra propia salud.

  • Cuidado con las frituras. ¡Vamos! Todos sabemos lo irresistibles que son las frituras, pero lo que no sabemos (o no deseamos saber) es que son muy perjudiciales, si basamos nuestra alimentación en contenidos altos en grasas como las papas fritas o el “fried chicken”. Es preferible evitar ese tipo de alimentos y cuidar el tipo de aceites que utilizamos para preparar nuestros platillos favoritos; Por ejemplo, el aceite de oliva por su propia composición ayuda a reducir los niveles de colesterol dañino. Consulta con los especialistas para saber qué tipo de aceites utilizar diariamente y cómo preparar alimentos más sanos.
  • Cuidado con los condimentos. Estamos acostumbrados a darle a nuestros platillos “ese punto exacto de sabor” utilizando los condimentos quizá de manera excesiva. Debemos procurar evitar el uso excesivo de este tipo de productos tales como cubitos o saborizantes. Esto debido a su alto contenido en sales y químicos que no le hacen bien a nuestra salud. Una buena alternativa para aromatizar y brindarle un poco de sabor a nuestros platillos es el uso de hiervas y especias naturales. Limón, cilantro o romero en cantidades mesuradas son una buena opción.
  • Los vegetales siempre serán tus aliados. Son una gran fuente de nutrientes que, por nuestro mal hábito alimenticio, muchas veces dejamos de lado. Para una alimentación saludable se debe procurar balancear los alimentos que ingerimos, entre los cuales no deberían faltar vegetales tales como zanahorias, hortalizas, legumbres y demás.
  • Prueba otras alternativas de cocción. Para evitar caer en la tentación de las frituras, es importante probar y acostumbrarnos a preparar nuestros alimentos utilizando otros métodos de cocción más saludables. Algunos métodos recomendados son el horno, el vapor o a la plancha, cualquiera que sea el método que elijas recuerda realizarlo, en la medida de lo posible, sin la utilización de aceites dañinos o condimentos.
  • Las salsas saben mejor si son de casa. Es preferible evitar los condimentos, pero si vas a utilizar algún tipo de salsas a manera de acompañamiento, es preferible hacerlas en casa que comprarlas en las tiendas o súper mercados, De esta manera, evitamos ingerir preservantes y podemos graduar la cantidad de grasas o aceites según nuestro propio criterio. Las salsas de tomate o mayonesas son un buen ejemplo, consulta con tu especialista de nutrición o en páginas especializadas sobre algunas recetas saludables para este tipo de acompañamientos.

Recuerda que el mejor seguro de salud está en nuestras manos, optando por medidas preventivas que mejoren nuestra calidad de vida. Consume alimentos sanos y evita los conservantes y “comidas chatarra”. Recuerda también que estas recomendaciones son genéricas, lo más adecuado es proveernos de una dieta sana hecha a la medida de nuestras necesidades; Por ello, una visita al nutricionista es lo más recomendable si en verdad deseas optar por una alimentación saludable.

Y para cuidar nuestra salud y la de nuestra familia que mejor que buscar la asesoría de los expertos en seguros de salud de Freeway Seguros. ¿Sabes que muchos están asegurando la tranquilidad de sus familias y pagando bajas tarifas? Descúbrelo tú también visitándonos ahora mismo haciendo clic AQUÍ.